Visita a la Casa de la Memoria: la visión de Majo

Estándar

Esta publicación en la bitácora la hago con el ánimo de compartir mis reflexiones y percepciones personales, producto de la visita al Museo Casa de la Memoria que hicimos en el mes de junio y que tanto nos impactó, sabiendo que era una de las primeras salidas de campo en nuestro proyecto de investigación y un lugar al que ninguna de las 3 integrantes del grupo Urbanismo + Derecho habíamos ido antes.

20140626_153634La visita a la Casa de la Memoria significó para mí mucho más que sólo ver exposiciones ordenadas y pensadas según una lógica específica; en realidad encontré parte de lo que en ese momento era la pregunta de investigación que nos habíamos planteado; llegué buscando respuestas a categorías establecidas como lo son la exigibilidad de derechos de las víctimas, la respuesta del Estado, el desplazamiento forzado y el efecto en el urbanismo del mismo. Fue entonces cuando me dí cuenta de que, poco a poco, las administraciones de Medellín dedican espacios para conmemorar a las víctimas de un conflicto que por largo tiempo hemos ignorado o pasado de largo, interrogantes que aún están en el aire, madres esperando a sus hijos desaparecidos desde hace años y familias desintegradas forzosamente van tomando un lugar importante en la agenda de nuestra ciudad y prueba de ello es el Museo Casa de la Memoria el cual permite tener una amplia visión del territorio formal e informal de Medellín, tener espacios para recordar y a la vez vivir, asistir a talleres para la elaboración del duelo del ser ausente e imaginarios tan bellos como lo es transformar 27398 armas blancas recogidas en procesos de desarme de Medellín en un árbol de la vida en honor a las víctimas de ese conflicto sufrido en nuestra ciudad que poco a poco va dando a conocer aún más las lecciones de resiliencia por parte de su comunidad.

Majo.

¿Qué significa tener derecho a la ciudad?

Estándar

El Derecho a la Ciudad en la Comuna 13Le preguntamos a varios líderes de la Comuna 13 y esto fue lo que nos respondieron:

Caminando junto a Kábala (de azul) por el barrio 20 de julio de la Comuna 13.

Caminando junto a Kábala (de azul) y El Perro por el barrio 20 de julio de la Comuna 13.

Kábala: “el derecho a la la ciudad es la posibilidad de disfrutar de cada espacio que ésta nos brinda, de poder transitar sus calles sin que temamos que algo malo suceda; es poder ir a cualquier barrio sin ningún problema; es acceder a cada programa institucional que la ciudad ofrece; es vivir feliz y trabajar unidos.

En la Comuna 13 este derecho se ha vulnerado durante mucho tiempo.  Todavía no podemos ir a algunos barrios, por otro lado, en cada esquina la policía te requisa. El estigma que hay sobre la Comuna imposibilita que nos vean de una manera equitativa, porque siempre nos ven con miedo o con lástima, pero nunca como potencia. En fin, el derecho a la ciudad en la 13 no se da.

No tener derecho de ciudad genera una sensación de abandono y condiciones propicias para la represión. Las consecuencias de esto, son miles protestas, desorden público y social, muertes, atropellos y corrupción. Es mi humilde opinión”


 

Jula en el reconocimiento a las Jóvenes Mujeres Talento de Medellín 2014

Jula en el reconocimiento a las Jóvenes Mujeres Talento de Medellín 2014

Jula (Julieth Cortés, psicóloga de la AMI y ganadora al premio Mujer Jóven Talento 2014 de Medellín): “tener derecho a la ciudad lo veo en tres dimensiones. La primera, la participación en especial desde los niños, los jóvenes y las mujeres. Esto es ser parte de distintos escenarios que permitan formarse, y la capacidad de tener incidencia en lo público y en lo privado, para poder tener garantías de protección que aún en la ciudad no existen.

Lo que ha pasado en la ciudad, el conflicto armado y el abuso de poder, ha hecho que jóvenes y mujeres tengan hoy en día mayor posicionamiento. Los jóvenes por ejemplo le decimos no a la guerra, al servicio militar obligatorio porque queremos dedicarnos a otras cosas, como al arte. Las mujeres, cansadas del sometimiento y la violencia intrafamiliar, están mostrando que son distintas. Hay un posicionamiento de las luchas de todos nosotros que pueden mirarse desde tres dimensiones: derecho, la territorialidad y el desarrollo. En el derecho apenas estamos avanzando en la inclusión; en la territorialidad hay una disputa por la participación, una disputa de saberes que tiene sus pros y sus contras; por su parte el desarrollo está anclado lamentablemente a procesos cortos que no sirven, porque se requiere una presencia permanente de estos”

¿Qué significa tener derecho a la ciudad? En Medellín, sus habitantes ¿piensan en esto?

¿Qué significa tener derecho a la ciudad?
En Medellín, sus habitantes ¿piensan en esto?

Sobre los Planes Urbanos Integrales

María Adelaida Ramírez: “El pasado 13 de julio aprendimos que el Proyecto Urbano Integral más conocido por nosotras como PUI, tiene en cuenta elemento como:

-Sistema de movilidad: sistema metro, carros, ciclovías entre otros

-Equipamientos: zonas culturales, lugares deportivos entre otros los cuales para su diseño se realiza una reunión con los líderes comunitarios para colectivamente diseñar el espacio y de esta forma el diseño sea agradable ara sus habitantes.

-Conectar la ciudad divida: puentes, escaleras entre otros similares en el interior de

los barrios y en los alrededores de la ciudad.

En el caso de la Comuna 13 las intervenciones se ha hecho parcialmente, por ejemplo en el período de 2004-2007 se realizó el colegio de las independencias, la pantalla de agua, una cancha de futbol, y parte de los senderos a lo largo y ancho de la comuna. Ya estando en el período del 2007-2011 se construye la biblioteca de San Javier, la conexión con el metro cable y un colegio de calidad llamado La Benedicta. A lo largo de la 13 continúa el mejoramiento en puntos específicos”

 

Sólo el amor salvará al mundo

Vídeo

En la siguiente presentación de TED en Tigre (Argentina), Jeihhco cuenta de dónde viene y narra que significa hacer una Revolución sin Muertos en la Comuna 13 de Medellín.

El Hip Hop es una fuerza potente que llega a Medellín, en medio de un contexto de violencia, narcotráfico y territorios olvidados. Pero hay grandes obras también, llenas de procesos sociales y culturales. Medellín no es modelo, es laboratorio. Jeihhco afirma que en la ciudad, llena de inequidades sociales, muchos son los que quieren cambiar las cosas.

Se detiene para hablar de la Operación Orión y el saldo de desaparecidos que dejó el Estado. Desde la 13 no se está de acuerdo con ningún tipo de violencia, por eso afirman que la Revolución debe hacerse sin Muertos. Desde la Casa de Hip Hop Kolacho, nombrada así en homenaje a su amigo asesinado el 24 de agosto de 2009, hay una apuesta y propuesta social de artistas que sueñan y que reivindican desde sus esquinas cosas diferentes: acupuntura cultural, desde los puntos más pequeños y cercanos se construyen los grandes proyectos. Hay que unirlos y hacer redes para seguir contando cosas que suceden en ciudades latinomericanas como las nuestras. El amor debe entenderse como una reivindicación diferente. Ese sentimiento de trasnformación es necesario para el mundo, debe ponérsele ritmo y energía, afirma Jeihhco.

La Casa Hip Hop Kolacho nos abrió sus puertas, nos mostró sus calles: #Graffitour 19/7/2014

Estándar

El pasado 19 de julio volvimos a la 13.

Una semana atrás estuvimos junto a Jula y a su grupo de niños que estaban trabajando temas de competencias ciudadanas. Esa fue nuestra primer experiencia. 8 días después volveríamos a conocer nuevos amigos, de la mano de un grupo ampliado, donde otras personas que convocamos se sumaron a nuestra experiencia: otros integrantes de la Universidad de los Niños, los amigos de los amigos, Celeste de Perú y Morelia de México.

Arribamos a la estación San Javier del metro, allí nos recibió Kábala, nuestro primer guía.

Así comenzó nuestro primer Graffitour, que en palabra de Jeiihco y el Perro, sus creadores e integrantes de la Casa Kolacho, se trata de un recorrido histórico, estético y político realizado por artistas callejeros del movimiento Hip Hop de la comuna 13 de Medellín: A través de graffitis, se dan a conocer las historias que mueven e inspiran la esperanza y la búsqueda de mejores condiciones de vida para la comunidad, también se cuentas las historias de inequidades y violencias históricas que aún son presente en la zona”.

Nuestra primera parada fue la YMCA, una organización de movimientos juveniles, sociales, culturales, humanitarios y formativos, liderada por voluntarios:

Comienza el Graffitour con nuestro guía: MC Kábala

Comienza el Graffitour con nuestro guía, MC Kábala y pasamos a saludar a la YMCA donde nos presentan a varios amigos

El primer muro, un homenaje a los parceros ausentes.

El primer muro que encontramos, un homenaje a los parceros que ya no les acompañan, pero que los inspiran. Seres ausentes, pero siempre presentes en sus recuerdos.

19 de julio de 2014 En el Graffitour por la comuna 13 de Medellín, de la Casa Kolacho.

19 de julio de 2014
El grupo que acompañó el Graffitour por la comuna 13 de Medellín, de la Casa Kolacho.

SAMSUNG CSC

DJ Maya, homenaje en vida de la campaña Héroes, por la Fundación Pazamanos e intervención en Graffiti por El Perro, quien al ver la fotografía cubierta por pintura, decidió plasmar sobre ella, unas grandes alas que simbolizan la libertad de este gran líder cultural de la Comuna 13.

El Perro junto a Kábala afirman que en Colombia los héroes sí existen, pero estos no portan armas, no pertenecen a ningún ejército.

El Perro junto a Kábala afirman que en Colombia los héroes sí existen, pero estos no portan armas, no pertenecen a ningún ejército.

El Grupo Urbanismo + Derecho junto a las Manuelas

El Grupo Urbanismo + Derecho junto a las Manuelas

La Operación Orión. Graffiti a un costado de la Biblioteca San Javier.

La Operación Orión. Detalle del Graffiti, a un costado de la Biblioteca San Javier.

En el siguiente video, Kábala y El Perro narran lo que fue la Operación Orión, que dejó un saldo de aproximadamente 72 muertos y 300 desaparecidos. La comuna 13, es según ellos, el territorio latioamericano más militarizado. Después de Orión, la violencia continúa pero se ha transformado. Contar sobre Orión, implica hacer memoria para no repetir estos hechos.

Ha sido el acontecimiento que más ha marcado a los habitantes de la comuna, porque los aislaron, los señalaron y discriminaron por ser de la 13. Muchos prefieren continuar con la lógica de un territorio marcado por la guerra, pero ellos no. Ellos quieren pintar, construir una historia distinta.

Héroes sí existen y viven en la 13. Fotografías hechas por Pazamanos.

Los héroes sí existen y viven en la 13. Homenaje en vida.
Fotografías hechas por la Fundación Pazamanos, quienes crearon la campaña Héroes con la instalación de fotografías en gran formato en los barrios de la Comuna 13. El Perro, Jula, Aka, Socorro, entre otros líderes sociales, comunitarios y culturales fueron retratados como Héores por sus aportes a la vida, a la esperanza y al bienestar de su comunidad. Para Pazamanos, Héroes es un proyecto que apenas comienza y que no tiene fin, porque siempre según ellos, habrá personas en los barrios, comunidades y ciudades que se destanquen por su aporte social al mejoramiento de la calidad de vida.

Un punto de vista de la 13, desde la Biblioteca San Javier

Un punto de vista de la 13, desde la Biblioteca San Javier

Atentos a la explicación de El Perro sobre el Graffiti "Pachamama" y las historias sobre la cárcel del Buen Pastor que antes estaba en el edificio.

Atentos a la explicación de El Perro sobre el Graffiti “Pachamama” y las historias sobre la cárcel del Buen Pastor que antes estaba en el edificio.

Graffi 6.jpg

Detalles de los Graffitis aquel lugar que era la antigua cárcel

Graffi 5.jpgSAMSUNG CSC

Diversidad. Desde la 4 para la 13

“Nuestra Identidad”. Desde la Comuna 4 para la Comuna 13. Elaborado por @eyespeligrosos, Marcos y Juan de Kaóticos.

Los aerosoles

Los aerosoles en la Casa Kolacho

Cuando llegamos al espejo de agua, Kábala trajo a colación las palabras de Jorge Melguizo: “Lo contrario de la inseguridad no es la seguridad, sino la concivencia”.

Rastrenado en la web, buscando más de este intelectual, ex funcionario público de la ciudad y amigo de los integrantes de Casa Kolacho, encontramos estos apuntes que amplían y dan sentido a respuestas que buscamos en este territorio llamado “La 13”:

“La convivencia se construye con proyectos de urbanismo social, con acciones de mejoramiento integral de los barrios más pobres, con estrategias de educación ciudadana, con intervenciones de calidad en la educación formal, con una gran apuesta por la cultura y, en especial, por la cultura comunitaria, esa que se hace todos los días desde los barrios (y que se ha hecho casi siempre sin el Estado, a pesar del Estado y contra el Estado), con un gran trabajo de comunicación pública y con la concertación y conjugación de esfuerzos entre los gobiernos nacional, regional y municipal, y de éstos con la comunidad, las universidades, las ONG, las empresas privadas (…) La convivencia no es un asunto solo del gobierno, ni del Estado: debe ser un asunto colectivo, un reto colectivo (…) El Estado se forma en el barrio: el Estado debe llegar a todos los lugares, no puede haber lugar de la ciudad sin una fuerte presencia, integral, del Estado (…)  Pequeñas obras físicas contribuyen mucho al mejoramiento de la seguridad: mantenimiento de zonas verdes, pintura de fachadas (y mejor: impulso a muralistas y grafiteros para que se intervengan muros y fachadas de sectores estratégicos en barrios y en calles del centro), arreglo de andenes y calles, excelente alumbrado público (y, en especial, iluminación de calidad para zonas de circulación de peatones), cambiar muros externos por otro tipo de cerramientos con jardines, flores, mobiliario urbano, obras de arte (los andenes con muros se vuelven peligrosos, otro tipo de cerramientos, más amables, mejoran la seguridad y también la percepción de seguridad) (…) El espacio público debe ser el espacio de la convivencia: hay que seguir avanzando también en un cambio del espacio urbano, que permita la reconfiguración de algunos barrios, de algunas comunas (…)”

Jorge Melguizo

Graffi 7.jpg

Una frontera, pero no de aquellas que son llamadas invisibles. Una frontera marcada por un espejo de agua, que invita a jugar, a encontrarse con el otro. Una delimitación del San Javier planeado y el informal. Un lugar para reflexionar que lo contrario a la inseguridad, no es la seguridad sino la convivencia. Un lugar que abriría la puerta a un mundo mágico, a un territorio socialmente apropiado, y donde realizaríamos nuestro primer Graffiti, donde cada uno dejaría su nombre.

Graffi 9

Detalles de los muros en un barrio apropiado por el arte

Graffi 8

Graffi 10

La apropiación social del territorio. Pintando el barrio, graffitiando los techos, otorgándole identidad, potenciando su autoestima cultural.

Graffi 14

Nadie se quedó sin tirarse por el deslizadero.

Graffi 15

Graffi 11

La graffitera “Maga” e integrante de la AMI, fue la primera en tirarse por el deslizadero.

Graffi 13

Detalles del barrio, de las ventas callejeras que son parte orgánica de la vida barrial; y de las bancas que hacen parte del mobiliario social en el sector de la 13.

Compartiendo un hasta luego. Kábala canta, Majo canta, Manuela canta, Catherin canta.

Al fnal del recorrido, y tras 6 horas de diálogos, risas, juegos y compartir junto a nuevos amigos, cerramos la jornada cantando: Kábala, Majo Manuela y Catherin nos regalaron canciones.

Para terminar, y trayendo de nuevo a Melguizo a colación, nos quedamos con estas palabras:

Hay que generar un conocimiento y reconocimiento amplio de la ciudad y de sus barrios: que las y los habitantes conozcan bien su propio entorno, que sean concientes de su geografía física, de su geografía social y de su geografía humana. Uno no puede amar lo que no conoce, y conocer es el primer paso para valorar, para apropiarse”.

Comentarios sobre el Graffitour por parte de quienes lo vivimos el pasado Julio 27 de 2014:

Celeste Paz (quien visitó a Medellín desde Perú): “para mí el recorrido del Graffitour fue una experiencia muy enriquecedora. Los chicos de Casa Kolacho hacen un excelente recuento desde lo vivido, para explicar la historia de su Comuna, marcada por la violencia y el abuso. A pesar de esto, el sentir que expresan durante el recorrido resulta motivador, puesto que desde sus distintos quehaceres artísticos (música + graffiti) están decididos a no dejar en el olvido la historia de dolor que no los define pero que sí los hace conscientes para no repetirla. Es un recorrido muy inspirador, donde uno se topa con gente igualmente inspiradora”

Catherine Vieira (tallerista del grupo Urbanismo + Derecho. Proyectos de Ciencia-Universidad de los Niños): “si escogiera entre cada uno de los Graffitis que logramos observar a lo largo del recorrido por la 13, quizá escogería uno que se llama “Diversidad”, a un costado de la biblioteca de San Javier y más abajito de lo que fue en algún tiempo la cárcel de mujeres para definir lo que para mi significó el Graffitour. Sí, “Diversidad” es color, belleza , diferencia y magia. Esas cuatro palabras definen los múltiples encuentros que son posibles cuando se está en el Graffitour, sin importar de qué barrio de Medellín, de otro país, o de otra ciudad de Colombia se haya ido. La graffitera Maga de la AMI, los amigos de Kolacho, la señora de los jugos, la de las cremas a 500, las personas que nos saludaron al subir por las escaleras eléctricas… cada uno de ellos nos abrazó con su inmensidad y calidez, para contarnos que la 13 es posibilidad y potencia. Está habitada por muchas personas que palpitan juntas un gran corazón, para hacer de ella, un lugar de convivencia. Donde juntos, son común unidad.”

María José Bernal (Integrante del grupo Urbanismo + Derecho, Proyectos de Ciencia-Universidad de los Niños): “al ver la labor de los chicos de Casa Kolacho encontramos otro proceso cultural para cambiar la forma de pensar de los más jóvenes, enseñar a través del rap, el graffiti, el baile y la pintura que la vida tiene muchas más opciones diferentes a la guerra. Tuvimos la oportunidad de entenderel graffiti como una forma artística de expresión y de protesta política en este caso e incluso como forma de unir a la comunidad. Fue importante el recorrido por todo el territorio porque vimos el cambio urbanístico entre la zona intervenida por el Plan Urbano Integral (PUI) y la no intervenida aún; reconociendo así las consecuencias positivas para la comunidad del plan de Urbanismo Social como forma de integrar y generar tejido social a través de la adecuación del terreno para ello y la integración de la comunidad al llevar a cabo el proceso”

María Adelaida Ramírez (integrante del grupo Urbanismo `+ Derecho Proyectos de Ciencia-Universidad de los Niños): ““La Ciudad de Medellín, la define diversidad” así comienza oficialmente nuestro recorrido del graffitour que parte de la estación San Javier del Metro. Caminando, vimos “La Casa Naranja” que cuenta la historia de Doña Marta Nieves Ochoa en los años 80´s. Fue secuestrada en la Universidad de Antioquia y a ella se debió el origen del movimiento MAS (Muerte A Secuestradores) que era conformado por combos policiales. Una cuadra más arriba está la casa de los ACJ. Allí conocimos a Ciro, un estudiante de la U. de A. de quinto semestre de Ciencias Políticas y trabaja para la YMCA que tiene sede en 9 ciudades de Colombia y se caracteriza por el slogan “Transformando Vidas”. La forma de lograr este objetivo es con la unión de la ideología de dos grandes personas de la historia Mahatma Gandhi y Martin Luther King. Estos son los cimientos de una casa que tiene Boys scouth, Clases de salsa, fútbol de salón, voleibol, y hasta preicfes, para fomentar en sus jóvenes que la calle no es un lugar para vivir, que “juegandhi” (la fusión de juegos y Gandhi, son recreaciones donde nadie gana ni pierde) trasciende más allá de la diversión y enseña que la vida es otro cuento y avanzar sí es posible.Despidiéndonos de Ciro y desviándonos a una calle hacia la derecha empieza la aventura de conocer la 13 y su historia contada a través del arte urbano.

Entre los grafitis recuerdo “Llamado a la memoria” para el reconocimiento de miembros del grupo Elite, ESK-LONES entre otros grupos musicales, y también grafitis como “Expresión pictórica”, “Operación Orión”, “Nuestra Identidad”, “Pachamama”, y estos son sólo algunos.

Llegando a la casa Kolacho en honor a Kolacho, creador de C15 y que en paz descanse ahora, surge una casa donde los chicos y chicas crean música y arte en general para salir adelante, se denota una casa de pujanza, de humildad y fe. Una casa que sale adelante con los tours, venta de snaks, camisas y otras cosas para que su labor con los jóvenes tengan éxito. Un trabajo arduo para enseñarles a trabajar duro y perseguir sus sueños”

Ana María Taborda (antropóloga): “Graffitour, un espacio para comprobar que si es posible re-existir cada día, que estamos cansados de la guerra y de la agresividad. Graffitour, un tiempo para vivir y respirar paz, arte y esperanzas. Graffitour es un caminar tranquilos por nuestros territorios, soñando, aprendiendo y teniendo la posibilidad de expresar nuestras diversidades y compartirlas con respeto, valoración y afecto por las creaciones de los otros”

Árbol de la Vida en la Casa Museo de la Memoria de Medellín

Imagen

Árbol de la Vida en la Casa Museo de la Memoria de Medellín

27.398 armas blancas fueron necesarias para darle vida a la obra del maestro Leobardo Pérez Jiménez; éstas fueron recogidas en procesos de desarme en los barrios de Medellín.
La escultura fue develada el 18 de julio de 2012 en la Casa Museo de la Memoria de Medellín, junto a ella, en la placa que la acompaña, puede leerse una frase del escritor checo Milan Kundera:

“La vida es la memoria del pueblo, la conciencia colectiva de la continuidad histórica, el modo de pensar y de vivir”

María José Bernal: “Gracias a la visita a la Casa de la Memoria tuvimos un acercamiento a las víctimas y a los procesos de reparación que se han hecho, dicho Casa Museo hace gran énfasis en las víctimas por desaparición forzada y marca una nueva tendencia para la comunidad con el fin de conmemorar la muerte o las desapariciones de personas por las que todavía su familia clama. Entendimos el conjunto de Medellín como ciudad y área metropolitana con barrios formalmente constituidos y no constituidos, por barrios reconocidos y no reconocidos, entre otros. El propósito de la casa es recuperar esas historias perdidas y hacer de ella un lugar para todos. Tuvimos también la oportunidad de observar talleres de microhistorias a mujeres víctimas del conflicto, al ser éstas las que más se empeñan por mantener la narrativa y la memoria de su familia, en especial del ser querido ausente”

Aero-fotografías cronológicas de la Comuna Nororiental de Medellín

Imagen

A través de estas aero-fotografías que nos compartió Ximena Covaleda podemos visualizar los cambios en el territorio en la Comuna Nororiental de Medellín:

Aerofotografía de la Comuna Nororiental de Medellín en 1954

Aerofotografía de la Comuna Nororiental de Medellín en 1954

Aerofotografía de la Comuna Nororiental de Medellín en 1969

Aerofotografía de la Comuna Nororiental de Medellín en 1969

Aerofotografía de la Comuna Nororiental de Medellín en 1998

Aerofotografía de la Comuna Nororiental de Medellín en 1998

Aerofotografía de la Comuna Nororiental de Medellín en 2011

Aerofotografía de la Comuna Nororiental de Medellín en 2011