La Casa Hip Hop Kolacho nos abrió sus puertas, nos mostró sus calles: #Graffitour 19/7/2014

Estándar

El pasado 19 de julio volvimos a la 13.

Una semana atrás estuvimos junto a Jula y a su grupo de niños que estaban trabajando temas de competencias ciudadanas. Esa fue nuestra primer experiencia. 8 días después volveríamos a conocer nuevos amigos, de la mano de un grupo ampliado, donde otras personas que convocamos se sumaron a nuestra experiencia: otros integrantes de la Universidad de los Niños, los amigos de los amigos, Celeste de Perú y Morelia de México.

Arribamos a la estación San Javier del metro, allí nos recibió Kábala, nuestro primer guía.

Así comenzó nuestro primer Graffitour, que en palabra de Jeiihco y el Perro, sus creadores e integrantes de la Casa Kolacho, se trata de un recorrido histórico, estético y político realizado por artistas callejeros del movimiento Hip Hop de la comuna 13 de Medellín: A través de graffitis, se dan a conocer las historias que mueven e inspiran la esperanza y la búsqueda de mejores condiciones de vida para la comunidad, también se cuentas las historias de inequidades y violencias históricas que aún son presente en la zona”.

Nuestra primera parada fue la YMCA, una organización de movimientos juveniles, sociales, culturales, humanitarios y formativos, liderada por voluntarios:

Comienza el Graffitour con nuestro guía: MC Kábala

Comienza el Graffitour con nuestro guía, MC Kábala y pasamos a saludar a la YMCA donde nos presentan a varios amigos

El primer muro, un homenaje a los parceros ausentes.

El primer muro que encontramos, un homenaje a los parceros que ya no les acompañan, pero que los inspiran. Seres ausentes, pero siempre presentes en sus recuerdos.

19 de julio de 2014 En el Graffitour por la comuna 13 de Medellín, de la Casa Kolacho.

19 de julio de 2014
El grupo que acompañó el Graffitour por la comuna 13 de Medellín, de la Casa Kolacho.

SAMSUNG CSC

DJ Maya, homenaje en vida de la campaña Héroes, por la Fundación Pazamanos e intervención en Graffiti por El Perro, quien al ver la fotografía cubierta por pintura, decidió plasmar sobre ella, unas grandes alas que simbolizan la libertad de este gran líder cultural de la Comuna 13.

El Perro junto a Kábala afirman que en Colombia los héroes sí existen, pero estos no portan armas, no pertenecen a ningún ejército.

El Perro junto a Kábala afirman que en Colombia los héroes sí existen, pero estos no portan armas, no pertenecen a ningún ejército.

El Grupo Urbanismo + Derecho junto a las Manuelas

El Grupo Urbanismo + Derecho junto a las Manuelas

La Operación Orión. Graffiti a un costado de la Biblioteca San Javier.

La Operación Orión. Detalle del Graffiti, a un costado de la Biblioteca San Javier.

En el siguiente video, Kábala y El Perro narran lo que fue la Operación Orión, que dejó un saldo de aproximadamente 72 muertos y 300 desaparecidos. La comuna 13, es según ellos, el territorio latioamericano más militarizado. Después de Orión, la violencia continúa pero se ha transformado. Contar sobre Orión, implica hacer memoria para no repetir estos hechos.

Ha sido el acontecimiento que más ha marcado a los habitantes de la comuna, porque los aislaron, los señalaron y discriminaron por ser de la 13. Muchos prefieren continuar con la lógica de un territorio marcado por la guerra, pero ellos no. Ellos quieren pintar, construir una historia distinta.

Héroes sí existen y viven en la 13. Fotografías hechas por Pazamanos.

Los héroes sí existen y viven en la 13. Homenaje en vida.
Fotografías hechas por la Fundación Pazamanos, quienes crearon la campaña Héroes con la instalación de fotografías en gran formato en los barrios de la Comuna 13. El Perro, Jula, Aka, Socorro, entre otros líderes sociales, comunitarios y culturales fueron retratados como Héores por sus aportes a la vida, a la esperanza y al bienestar de su comunidad. Para Pazamanos, Héroes es un proyecto que apenas comienza y que no tiene fin, porque siempre según ellos, habrá personas en los barrios, comunidades y ciudades que se destanquen por su aporte social al mejoramiento de la calidad de vida.

Un punto de vista de la 13, desde la Biblioteca San Javier

Un punto de vista de la 13, desde la Biblioteca San Javier

Atentos a la explicación de El Perro sobre el Graffiti "Pachamama" y las historias sobre la cárcel del Buen Pastor que antes estaba en el edificio.

Atentos a la explicación de El Perro sobre el Graffiti “Pachamama” y las historias sobre la cárcel del Buen Pastor que antes estaba en el edificio.

Graffi 6.jpg

Detalles de los Graffitis aquel lugar que era la antigua cárcel

Graffi 5.jpgSAMSUNG CSC

Diversidad. Desde la 4 para la 13

“Nuestra Identidad”. Desde la Comuna 4 para la Comuna 13. Elaborado por @eyespeligrosos, Marcos y Juan de Kaóticos.

Los aerosoles

Los aerosoles en la Casa Kolacho

Cuando llegamos al espejo de agua, Kábala trajo a colación las palabras de Jorge Melguizo: “Lo contrario de la inseguridad no es la seguridad, sino la concivencia”.

Rastrenado en la web, buscando más de este intelectual, ex funcionario público de la ciudad y amigo de los integrantes de Casa Kolacho, encontramos estos apuntes que amplían y dan sentido a respuestas que buscamos en este territorio llamado “La 13”:

“La convivencia se construye con proyectos de urbanismo social, con acciones de mejoramiento integral de los barrios más pobres, con estrategias de educación ciudadana, con intervenciones de calidad en la educación formal, con una gran apuesta por la cultura y, en especial, por la cultura comunitaria, esa que se hace todos los días desde los barrios (y que se ha hecho casi siempre sin el Estado, a pesar del Estado y contra el Estado), con un gran trabajo de comunicación pública y con la concertación y conjugación de esfuerzos entre los gobiernos nacional, regional y municipal, y de éstos con la comunidad, las universidades, las ONG, las empresas privadas (…) La convivencia no es un asunto solo del gobierno, ni del Estado: debe ser un asunto colectivo, un reto colectivo (…) El Estado se forma en el barrio: el Estado debe llegar a todos los lugares, no puede haber lugar de la ciudad sin una fuerte presencia, integral, del Estado (…)  Pequeñas obras físicas contribuyen mucho al mejoramiento de la seguridad: mantenimiento de zonas verdes, pintura de fachadas (y mejor: impulso a muralistas y grafiteros para que se intervengan muros y fachadas de sectores estratégicos en barrios y en calles del centro), arreglo de andenes y calles, excelente alumbrado público (y, en especial, iluminación de calidad para zonas de circulación de peatones), cambiar muros externos por otro tipo de cerramientos con jardines, flores, mobiliario urbano, obras de arte (los andenes con muros se vuelven peligrosos, otro tipo de cerramientos, más amables, mejoran la seguridad y también la percepción de seguridad) (…) El espacio público debe ser el espacio de la convivencia: hay que seguir avanzando también en un cambio del espacio urbano, que permita la reconfiguración de algunos barrios, de algunas comunas (…)”

Jorge Melguizo

Graffi 7.jpg

Una frontera, pero no de aquellas que son llamadas invisibles. Una frontera marcada por un espejo de agua, que invita a jugar, a encontrarse con el otro. Una delimitación del San Javier planeado y el informal. Un lugar para reflexionar que lo contrario a la inseguridad, no es la seguridad sino la convivencia. Un lugar que abriría la puerta a un mundo mágico, a un territorio socialmente apropiado, y donde realizaríamos nuestro primer Graffiti, donde cada uno dejaría su nombre.

Graffi 9

Detalles de los muros en un barrio apropiado por el arte

Graffi 8

Graffi 10

La apropiación social del territorio. Pintando el barrio, graffitiando los techos, otorgándole identidad, potenciando su autoestima cultural.

Graffi 14

Nadie se quedó sin tirarse por el deslizadero.

Graffi 15

Graffi 11

La graffitera “Maga” e integrante de la AMI, fue la primera en tirarse por el deslizadero.

Graffi 13

Detalles del barrio, de las ventas callejeras que son parte orgánica de la vida barrial; y de las bancas que hacen parte del mobiliario social en el sector de la 13.

Compartiendo un hasta luego. Kábala canta, Majo canta, Manuela canta, Catherin canta.

Al fnal del recorrido, y tras 6 horas de diálogos, risas, juegos y compartir junto a nuevos amigos, cerramos la jornada cantando: Kábala, Majo Manuela y Catherin nos regalaron canciones.

Para terminar, y trayendo de nuevo a Melguizo a colación, nos quedamos con estas palabras:

Hay que generar un conocimiento y reconocimiento amplio de la ciudad y de sus barrios: que las y los habitantes conozcan bien su propio entorno, que sean concientes de su geografía física, de su geografía social y de su geografía humana. Uno no puede amar lo que no conoce, y conocer es el primer paso para valorar, para apropiarse”.

Comentarios sobre el Graffitour por parte de quienes lo vivimos el pasado Julio 27 de 2014:

Celeste Paz (quien visitó a Medellín desde Perú): “para mí el recorrido del Graffitour fue una experiencia muy enriquecedora. Los chicos de Casa Kolacho hacen un excelente recuento desde lo vivido, para explicar la historia de su Comuna, marcada por la violencia y el abuso. A pesar de esto, el sentir que expresan durante el recorrido resulta motivador, puesto que desde sus distintos quehaceres artísticos (música + graffiti) están decididos a no dejar en el olvido la historia de dolor que no los define pero que sí los hace conscientes para no repetirla. Es un recorrido muy inspirador, donde uno se topa con gente igualmente inspiradora”

Catherine Vieira (tallerista del grupo Urbanismo + Derecho. Proyectos de Ciencia-Universidad de los Niños): “si escogiera entre cada uno de los Graffitis que logramos observar a lo largo del recorrido por la 13, quizá escogería uno que se llama “Diversidad”, a un costado de la biblioteca de San Javier y más abajito de lo que fue en algún tiempo la cárcel de mujeres para definir lo que para mi significó el Graffitour. Sí, “Diversidad” es color, belleza , diferencia y magia. Esas cuatro palabras definen los múltiples encuentros que son posibles cuando se está en el Graffitour, sin importar de qué barrio de Medellín, de otro país, o de otra ciudad de Colombia se haya ido. La graffitera Maga de la AMI, los amigos de Kolacho, la señora de los jugos, la de las cremas a 500, las personas que nos saludaron al subir por las escaleras eléctricas… cada uno de ellos nos abrazó con su inmensidad y calidez, para contarnos que la 13 es posibilidad y potencia. Está habitada por muchas personas que palpitan juntas un gran corazón, para hacer de ella, un lugar de convivencia. Donde juntos, son común unidad.”

María José Bernal (Integrante del grupo Urbanismo + Derecho, Proyectos de Ciencia-Universidad de los Niños): “al ver la labor de los chicos de Casa Kolacho encontramos otro proceso cultural para cambiar la forma de pensar de los más jóvenes, enseñar a través del rap, el graffiti, el baile y la pintura que la vida tiene muchas más opciones diferentes a la guerra. Tuvimos la oportunidad de entenderel graffiti como una forma artística de expresión y de protesta política en este caso e incluso como forma de unir a la comunidad. Fue importante el recorrido por todo el territorio porque vimos el cambio urbanístico entre la zona intervenida por el Plan Urbano Integral (PUI) y la no intervenida aún; reconociendo así las consecuencias positivas para la comunidad del plan de Urbanismo Social como forma de integrar y generar tejido social a través de la adecuación del terreno para ello y la integración de la comunidad al llevar a cabo el proceso”

María Adelaida Ramírez (integrante del grupo Urbanismo `+ Derecho Proyectos de Ciencia-Universidad de los Niños): ““La Ciudad de Medellín, la define diversidad” así comienza oficialmente nuestro recorrido del graffitour que parte de la estación San Javier del Metro. Caminando, vimos “La Casa Naranja” que cuenta la historia de Doña Marta Nieves Ochoa en los años 80´s. Fue secuestrada en la Universidad de Antioquia y a ella se debió el origen del movimiento MAS (Muerte A Secuestradores) que era conformado por combos policiales. Una cuadra más arriba está la casa de los ACJ. Allí conocimos a Ciro, un estudiante de la U. de A. de quinto semestre de Ciencias Políticas y trabaja para la YMCA que tiene sede en 9 ciudades de Colombia y se caracteriza por el slogan “Transformando Vidas”. La forma de lograr este objetivo es con la unión de la ideología de dos grandes personas de la historia Mahatma Gandhi y Martin Luther King. Estos son los cimientos de una casa que tiene Boys scouth, Clases de salsa, fútbol de salón, voleibol, y hasta preicfes, para fomentar en sus jóvenes que la calle no es un lugar para vivir, que “juegandhi” (la fusión de juegos y Gandhi, son recreaciones donde nadie gana ni pierde) trasciende más allá de la diversión y enseña que la vida es otro cuento y avanzar sí es posible.Despidiéndonos de Ciro y desviándonos a una calle hacia la derecha empieza la aventura de conocer la 13 y su historia contada a través del arte urbano.

Entre los grafitis recuerdo “Llamado a la memoria” para el reconocimiento de miembros del grupo Elite, ESK-LONES entre otros grupos musicales, y también grafitis como “Expresión pictórica”, “Operación Orión”, “Nuestra Identidad”, “Pachamama”, y estos son sólo algunos.

Llegando a la casa Kolacho en honor a Kolacho, creador de C15 y que en paz descanse ahora, surge una casa donde los chicos y chicas crean música y arte en general para salir adelante, se denota una casa de pujanza, de humildad y fe. Una casa que sale adelante con los tours, venta de snaks, camisas y otras cosas para que su labor con los jóvenes tengan éxito. Un trabajo arduo para enseñarles a trabajar duro y perseguir sus sueños”

Ana María Taborda (antropóloga): “Graffitour, un espacio para comprobar que si es posible re-existir cada día, que estamos cansados de la guerra y de la agresividad. Graffitour, un tiempo para vivir y respirar paz, arte y esperanzas. Graffitour es un caminar tranquilos por nuestros territorios, soñando, aprendiendo y teniendo la posibilidad de expresar nuestras diversidades y compartirlas con respeto, valoración y afecto por las creaciones de los otros”