No hubo tiempo para la tristeza.

Estándar

Con el objetivo de entender un poco más el conflicto armado en Colombia y la huella en las víctimas que éste ha dejado, busqué el documental “No hubo tiempo para la tristeza” como producto visual del informe sobre el conflicto armado interno que hizo el Centro Nacional de Memoria Histórica en el 2013.

Es posible afirmar que los colombianos nos hemos vuelto indiferentes ante el conflicto, tal vez sea como un escudo para protegernos de la realidad en la que estamos inmersos o tal vez sea por ignorancia, por falta de voluntad política o en el peor de los casos, por negligencia.

Son las víctimas del conflicto, las personas que se han encargado de visibilizarlo, darle el nombre que se merece y el peso político, social y económico que tiene en nuestra sociedad colombiana. Fue por ellas que emergió la memoria como una expresión de rebeldía ante la impunidad y la indiferencia.

El conflicto en Colombia ha presentado todo tipo de modalidades de violencia: colonizaciones masivas, desplazamientos forzados, desapariciones, secuestros, reclutamientos, atentados bombas, masacres y minas. Información sobre la que, seguramente, más de uno es ignorante. Este documental amplía el panorama de la guerra, ilustra el pasado y escucha directamente al testigo por excelencia: la víctima.

Anuncios

Visita a la Casa de la Memoria: la visión de Majo

Estándar

Esta publicación en la bitácora la hago con el ánimo de compartir mis reflexiones y percepciones personales, producto de la visita al Museo Casa de la Memoria que hicimos en el mes de junio y que tanto nos impactó, sabiendo que era una de las primeras salidas de campo en nuestro proyecto de investigación y un lugar al que ninguna de las 3 integrantes del grupo Urbanismo + Derecho habíamos ido antes.

20140626_153634La visita a la Casa de la Memoria significó para mí mucho más que sólo ver exposiciones ordenadas y pensadas según una lógica específica; en realidad encontré parte de lo que en ese momento era la pregunta de investigación que nos habíamos planteado; llegué buscando respuestas a categorías establecidas como lo son la exigibilidad de derechos de las víctimas, la respuesta del Estado, el desplazamiento forzado y el efecto en el urbanismo del mismo. Fue entonces cuando me dí cuenta de que, poco a poco, las administraciones de Medellín dedican espacios para conmemorar a las víctimas de un conflicto que por largo tiempo hemos ignorado o pasado de largo, interrogantes que aún están en el aire, madres esperando a sus hijos desaparecidos desde hace años y familias desintegradas forzosamente van tomando un lugar importante en la agenda de nuestra ciudad y prueba de ello es el Museo Casa de la Memoria el cual permite tener una amplia visión del territorio formal e informal de Medellín, tener espacios para recordar y a la vez vivir, asistir a talleres para la elaboración del duelo del ser ausente e imaginarios tan bellos como lo es transformar 27398 armas blancas recogidas en procesos de desarme de Medellín en un árbol de la vida en honor a las víctimas de ese conflicto sufrido en nuestra ciudad que poco a poco va dando a conocer aún más las lecciones de resiliencia por parte de su comunidad.

Majo.

Los 7 caballeros de colores: un cuento colectivo en los talleres infantiles con Jula

Estándar

Se hizo una visita a la Comuna 13, concretamente al taller dirigido a niños realizado semanalmente por Julieth Cortés (Jula) quien está comprometida con la formación de niños y jóvenes que contribuyan a su comunidad y que, como bien afirma, sean “arrebatados” de la guerra a través del arte, las actividades saludables, creativas y constructivas.

20140712_135530El encuentro tuvo diferentes etapas:

  • -Presentación del proyecto por parte de el grupo de investigación.
  • -Construcción de un cuento en conjunto sobre el desplazamiento forzado.
  • -Juego “El puente está quebrado”
  • -Juego de fútbol con el objetivo de resaltar los valores de juego limpio y orden.
  • -Entrevista a niños
  • -Conclusiones con Jula.

La mejor actividad fue la construcción colectiva de un cuento sobre desplazamiento forzado:

Los 7 caballeros de colores.

“Eran 7 caballeros, uno amarillo, otro morado, otro naranja, otro blanco, otra mona, una negra y otro azul. Buscaban oro, investigaban por la ciudad, encontraron un gran tesoro y los caballos. Se fueron para una cueva y había un oso, se pusieron a pelear con él, pero el oso hablaba y dijo que le había tocado irse de su madriguera con su esposa, la Señora Osa, sus hijos, la miel, el panal de abejas de la esquina y el jardín.

Dijo entonces el Oso que estaba muy triste y que le había tocado irse a construir otra casa en Felizlandia con puros campesinos que reciclaban y cortaban árboles. Eran felices, trabajadores y cantaban; también daban comida y fresco a los osos porque no tenían nada y habían dejado la miel. Sabiendo que estaban felices en Felizlandia, les dijeron a los osos que si no se iban los mataban y por eso se fueron para Hispania y el alcalde les dijo que no les podía ayudar. Se fueron entonces para la montaña, luego al zoológico y todos los animales ya tenían su propia casa y no la querían compartir. Finalmente los osos del zoológico, en su jaula, les ayudaron a construir una casita”

20140712_135544Majo.

María José Bernal:De la visita a Jula y a Anderson en los talleres infantiles nos llamó la atención la forma en que los niños, a pesar de no haber nacido en el año en que fue la Operación Orión, la identifican y asociaran con las palabras de

muerte, dolor, bala, personas malas, personas inocentes, tanquetas, entre otras. También nos impactó la historia de Anderson y la calma con que la compartió con nosotros; sobre la muerte de su padre en la Operación Orión, su vida a partir de ese momento y sus proyectos actuales con la Asociación de Mujeres de las Independencias (AMI) como comunicador y periodista de la misma y del proyecto Cuenta la 13.

Es digno de admiración el trabajo que Jula realiza con los niños en los talleres, ya que se dedica a “robar niños a la guerra” como bien afirma ella y prepararlos para aportar a la construcción de un tejido social cada vez más sólido en su comunidad”

María Adelaida Ramírez:En la primera visita a la Comuna 13 nos encontramos con un lugar muy parecidoa un pueblo despierto. Casas sobre puestas unas a las otras, construidas con amor, humidad y esperanza para que esa casa sea el hogar de sus hijos e hijas.En esta visita tuve mayor acercamiento a los niños y niñas, entre ellos uno llamado Antony, nacido en el 2008 y María Camila, nacida el 2004. Conocimos un poco la historia de ellos ¿Dónde viven? ¿Con quién viven?, integrando también algunos conocimientos aprendidos con Diego Chaves, quien nos habló de la vivienda, aquel lugar para formar relaciones y que a su vez es un terruño. En la casa de los niños ¿Cuál es el terruño de los niños? ¡La sala! Dicen ellos. Allí pueden estar con la familia y pueden compartir con los amigos y amigas. ¿Qué lugar no les gusta? La mayoría coincide en la habitación, pues allí no tienen nada más que hacer que ver TV y dormir, entre otras preguntas. Luego pasamos a contarles de nuestro proyecto, ¿Qué queremos? ¿Cómo lo haremos? y ¿Qué buscamos cambiar? Ahora sola con Antony y María Camila me arriesgué a pesar de su corta edad a preguntarles ¿Qué es (o a qué les sonaba) Orión? Y ¿Qué es la Operación Orión?, respondiendo Antony a la primera que es cuando se vela a una persona en una caja y todos están tristes a su alrededor, y la segunda Camila, que es cuando “los de la torre mataron gente inocente”, y complementando Antony que
matar al que no cumpliera las reglas””

Desde el próximo lunes estaremos en la feria ESI Amlat

Estándar

En la semana del 14 al 18 de Julio participaremos como representantes de la Universidad de los Niños EAFIT en la feria ESI Amlat (Expociencias Latinomaericana) liderada por MILCET (Mouvement International Pour le Loisir Scientifique et Technique) y organizada en su versión 2014 por la RedColsi (Red Colombiana de semilleros de investigación), cuya sede será la Universidad EAFIT.

ESI Amlat es una feria que tiene como objetivo el impulsar los trabajos que en materia científica son realizados en todo el mundo por niños y jóvenes, es además una forma de promover la cultura científica en un entorno intercultural.

Desde el lunes estaremos presentando los avances de nuestro proyecto ante un jurado internacional y además compartiremos con adolescentes de otros países de Latinoamérica que también se encuentran desarrollando proyectos científicos.